Dance-House

Sin categoría

¿Por qué bailar?

25 Sep , 2017  

“Mientras bailo no puedo juzgar. No puedo odiar, no puedo separarme de la vida. Solo puedo estar alegre y entero. Es por ello que bailo”.

Hans Bos

 

Hola a todos los que están visitando mi blog. A los viejos acompañantes que han seguido mi trayectoria, y a los nuevos que apenas están conociéndome. Les aseguro que no se sentirán defraudados, y cada recomendación que aquí se hace sirve para algo o para alguien. ¡Así que comencemos!

La danza es el lenguaje del cuerpo, la extensión de las artes que se expresan a partir de los músculos de las personas, de su pasión. Es impresionante la reacción que este tipo de practica genera, tanto en los bailarines como en los espectadores. Es una doctrina que se debe comenzar desde pequeños con clases de baile para niños, aunque en realidad cuando hay pasión no importa la edad, aunque sí se vuelve más sencillo agarrarle el ritmo o el amor cuando se hace desde la infancia.

Es algo que puedo decir por experiencia propia, de pequeña jamás me instruí en este tipo de arte, prefería los deportes, la natación, entre otras prácticas. Entre más crecí, y comencé a salir de noche y a festejos más me arrepentí de no haber ido a clases de baile. Como mujer, es muy común que te estén sacando a bailar una y otra vez, y para mí cada vez se vuelve más penoso tener que decirles que no sé bailar, que en realidad soy dos pies izquierdos.

clases-de-baile-para-niños

Claro, me encanta, lo disfruto, me divierto. Si es música actual, ahí siempre me tendrás en la pista de baile, haciendo un poco el ridículo, pero disfrutando del momento; salto, me muevo, doy vueltas, bajo, subo, río.  Sin embargo, cuando son piezas de salsa o cosas por el estilo siempre voy derrotada a sentarme, porque por mucho que me han intentado explicar no logro entender los pasos. Asimismo, he visto cómo mis amigas o familiares que de pequeños tomaron clases de ballet, de jazz o contemporáneo, aunque sean técnicas completamente distintas, logran entenderlo con una rapidez impresionante. Supongo que desde pequeños les instruyeron la cadencia, el desencadenar y entender una secuencia de movimientos y, por ende, es muy fácil que lo logren.

Por esto desde pequeños les recomendé a mis primos que metieran a sus hijos a Dance House, una academia de baile que entiende cómo enseñar a cualquier tipo de público, para que no sufrieran lo que yo hoy en día padezco. Tal vez ninguno de ellos terminará saliendo en el Auditorio Nacional con las compañías de danza, pero al menos se ahorrarán la vergüenza de no querer pararse a bailar en cualquier fiesta.

Deja un comentario en la parte inferior de la página si te pareció interesante esta información y te responderé enseguida. Por favor, comparte con todos tus amigos en tus redes sociales si crees que a ellos les puede interesar o servir. Muchísimas gracias por leerme, y no olvides estar al pendiente de la información que estaré trayendo para ti. ¡Hasta la próxima!

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

www.000webhost.com